Deportes

Críticas se convierten en fuente de motivación para “Pingulín”
08/11/2015

Críticas se convierten en fuente de motivación para “Pingulín”

Publicado por Menteanah

0 Comentarios

Categoría: Deportes

El trabajo físico y las críticas son dos elementos con los que ha tenido que trabajar Luis David Montero Carrasco, a sus 22 años, el nuevo miembro dominicano de la National Basketball Association (NBA).

Pero de las dos, no necesariamente ha sido lo físico. Lo más difícil de superar en este punto donde se encuentra, lo dice sin titubear, como si ya desde antes tuviera la respuesta: “Las críticas” y se refiere a las de aquí en su país. “Allá (EE.UU.) nunca me criticaron, que no es mi país”.

Y esas críticas, de las que no da detalles, son en sentido general y algo que presuponía. “Tarde o temprano eso iba a venir”, dice. “No quiero hablar mal de nadie”.

Pero en lugar de amargarse por los ‘dardos’, más bien los ha usado de plataforma. “Eso yo lo tomo como una motivación. Si yo no trabajo, si no me critican, es que no lo estoy haciendo bien. Pero creo que lo estoy haciendo bien, porque me criticaron. Es algo así”.

Cambio de deporte

Bate, pelota y guante desaparecieron de las manos. Lo cambió todo por un balón. Esa fue la ocupación de “Pingulín”, su apodo. Sólo bastó una primera visita al Palacio de los Deportes, en cuya ocasión, en 2006, se enfrentaban en la final Villa Francisca y el Club Naco. “Y desde ese día el básketball entró por mi sangre”, dice. Es entonces cuando comienza a asistir al club El Millón, que preside Onésimo Acosta.

Así comenzó, sin saberlo, su carrera enebeísta.

Camino a la NBA

En 2011, el nativo del sector de Los Praditos fue observado por Pedro Pablo Pérez, un exjugador de baloncesto de aquí y colaborador de este deporte para RD desde EE.UU.

En ese entonces, Montero era reserva de los Leones de Santo Domingo, y Pérez, un ejecutivo de ese conjunto. “Para mí es el jugador de mayor talento natural en la historia de RD”, dijo Pérez desde EE.UU. a DL. Montero nunca fue subido por los Leones. Un mes después ya estaba en terreno estadounidense, y gracias a Pérez pasa a seguir su bachillerato en Wilbrahan Monson Academy, en Massachusetts; a Westchester Community College en NY y finalmente en South Plains College en Texas, hasta que decide ir al draft de este año.

Sí se puede

“Pingulín”, aquí, “The Ghost” (El Fantasma) allá, precisa cuándo se dio cuenta que podía entrar a la NBA “desde que comencé a practicar para el draft.” -¿Ahí fue? “Ujú”, responde. -¿Ni siquiera cuando fuiste a Estados Unidos por primera vez “ah-ah”, dice, y subraya, “cuando decidí que iba para el draft fue que dije que puedo llegar”.

Fuente:Diariolibre.com

Comentarios

No hay comentarios por el momento.